Buick GSX un verdadero Muscle Car

  

BUICK GSX

BUICK 1970 GSX

General Motors se rindió a la tendencia de los muscle cars en 1970 y eso desató algunos de los automóviles más rápidos que han salido de Detroit

El Buick GSX 1970 fue uno de ellos, aportando así su parte para hacer de ese el año pináculo para los llamados automóviles de potencia estadounidenses o mejor conocidos como muscle cars.

BUICK GSX


Al frente de la carrera hacia el poder estaba nada menos que Buick. Su oferta de rendimiento se basó de nuevo en el modelo Skylark de tamaño medio, que consiguió un estilo fresco que añadió dos pulgadas de longitud del cuerpo en una distancia entre ejes sin cambios para el 70.

Reemplazando el GS 400 y su 400-cid V-8 fue el GS 455, llamado así por su nuevo 455-cid V-8.

BUICK GSX


El nuevo motor no sólo ofrecía ventajas de desplazamiento, sino que tenía válvulas más grandes, mejores cabezas y un árbol de levas más caliente. Estaba clasificado en 350 CV. Su prodigioso par de 510 libras-pie (a 2800 rpm) fue superado entre los coches de producción sólo por los 474 y 500-cid V-8 de Cadillac.

 

BUICK GSX

Para los realmente hambrientos de poder, Buick ofreció el 455 Stage I como paquete de rendimiento o alto desempeño opcional. Sus ajustes incluyeron, válvulas aún más grandes con muelles más fuertes, el torque no cambió, y la compañía Buick decía que ofrecía unos 360 caballos de fuerza, quizá para no llamar la atención de los comisionados reguladores del sector automotriz, pero la mayoría de los probadores dijeron que era más de 400.

Durante ese año el modelo GS de Buick ofreció la expresión definitiva de su supercoche, el GSX. En color Apolo Blanco ó Saturno Amarillo adornado por rayas deportivas y spoilers. Una toma de aire montada en el capó, caja de cuatro velocidades, ruedas de siete pulgadas de ancho, discos delanteros y suspensión especial.

 

BUICK GSX

Tenía tal potencia que en un cuarto de milla alcanzaba las 105.5 mph en 13.38 segundos llevó a la revista Motor Trend a elegir al GSX "el coche de producción más rápido de Norte América" La mayoría de las otras revistas estaban en los 13s. además realizaba de 0 a 60 mph en sólo 5,8 segundos, no está mal para un coche que pesa 3.874 libras.

De esta manera, Buick se había ganado su lugar en el mundo de los Muscle Cars.

Durante muchos años, al igual que otros Buicks, el Buick modelo GS pasó sin ser aceptado como verdadero muscle car, con una potencia legítima, siendo erróneamente eclipsado por otros coches GM que comparten el mismo ADN, como el GTO, Chevelle y 4-4-2. Buick siempre tuvo la imagen del auto que conducía la abuela.

BUICK GSX


Sin embargo, en 1970, Buick sorprendió a todo el mundo y, en febrero, introdujo el GSX, que puso el Buick a la par con el LS-6 de Chevrolet, el Judge de Pontiac y el W-30 de Oldsmobile.

Vestido de amarillo o blanco, con alerones de proa y popa y emblemas especiales, al igual que el Judge GTO, el Buick encaja perfectamente en el aspecto psicodélico tan popular en el momento. Sin embargo, lo que se encontraba debajo de esa siniestra capucha era un motor con el par más alto de cualquier coche americano, hasta que el Dodge Viper lo eclipsó en 2003.

 En 1970, el Buick 455 produjo 510-lb.ft. de par a 2.800 rpm y 350hp a 4.600 rpm.

BUICK GSX


El motor es el corazón y el alma de cualquier coche y el GSX no era una excepción. El Buick 455 tenía la corona para el mayor par de cualquier coche muscular producido en masa estadounidense en el momento, y aunque este motor tenía menos caballos de fuerza que sus otros hermanos GM, el Buick dio un golpe increíble.

Comentarios