El Infame Dodge Neon SRT-4

Dodge Neon SRT-4

El Dodge Neon SRT-4 fue una impresionante creación de Chrysler 

Aunque hoy en día es difícil encontrar un vehículo Dodge que no ofrece un motor Hellcat, ese no era el caso en la década de 2000. Esto fue antes del moderno Charger y Challenger, y sólo un poco después del lanzamiento del  Víper. Además, este fue un punto culminante de la escena de los  coches como el Civic Si, Acura Integra, S2000, y Miata, que hacían verdaderas versiones deportivas de coches familiares o  de fin de semana como el Miata, estaban en lo más alto de su desarrollo  y realmente ofrecían prestaciones como las del Subaru Impressa WRX o el Lancer Evo, a un precio mucho menor.

El Dodge Neon SRT-4 esencialmente ayudó a arrancar la división SRT de Chrysler. Esta era la misma división que sería responsable del Viper y la Dodge Ram SRT-10, es decir todos los modelos Hellcat.

El Dodge Neon SRT-4 recibió un motor turboalimentado de 2,4 litros y cuatro cilindros con 215 caballos de fuerza para el año de modelo 2003. Pero los modelos más últimos se incremento su potencia para producir 230 caballos de fuerza, informes de Autotrader Magazine revelan que en la prueba de 0-60 llegó en 5,6 segundos, Road & Track lo hizo, 2 segundos más rápido en 5,4.

El coche Dodge Neon SRT se ofrecía con ruedas de 17", y transmisión manual de 5 velocidades, componentes de suspensión delantera reforzados. Los frenos también fueron mejorados, con almohadillas más grandes todo alrededor y rotores delanteros ventilados. El Neon SRT-4 también se ofrecía con el paquete ACR, que montaba barras anti-vuelco.

Dodge Neon SRT-4


Los asientos deportivos delanteros se basan en el modelo  Viper , debido a que esto fue a principios de la década de 2000, el Dodge Neon SRT-4 también tenía un gran ala trasera, cambiador de CD de 6 discos, y un subwoofer montado en el maletero de la fábrica

Sobre el papel, el Dodge Neon SRT-4 tenía varias ventajas sobre el Civic Si de esa época. Por un lado, la 7ª generación Civic Sisólo tenía 160 caballos de fuerza. Y Popular Mechanics informa que el Civic Si simplemente no tenía el agarre de la SRT-4 en las curvas.

DODGE NEON SRT-4


Incluso hoy en día, el Neon SRT-4 sigue siendo legítimamente rápido. 230 CV es más de lo que tenía el Fiesta ST o el Fiat 500 Abarth. También fue más que el Acura Integra Tipo R producia. Tal vez por eso el ex jefe de SRT Ralph Gilles poseía uno para su uso diario.

DODGE NEON SRT-4


Sin embargo, en términos de ajuste general y acabado, el Dodge se quedó atrás en comparación con el Honda. Por ejemplo, para ahorrar costos, el SRT-4 tenía tornillos de parachoques expuestos, sin revestimiento del maletero y un interior lleno de plásticos baratos aunque, los fabricantes de automóviles japoneses utilizan una gran cantidad de plástico también, pero la calidad del material interior del Dodge era notablemente más pobre. Pero quizás el ejemplo más atroz de esto lo demuestran las ventanas, en donde únicamente las delanteras eran eléctricas y las traseras ni siquiera bajaban bien.

Desafortunadamente, los ejemplos de stock de los modelos Dodge Neon SRT-4 se están volviendo algo difíciles de encontrar ya que estos eran populares entre los afinadores y modificadores, que normalmente los estrellaban o dañaban los motores además, el Neon SRT-4 solo se fabricó entre 2003 y 2005, no cabe duda que fue una gran época en donde los fabricantes de coches tomaban un sedán familiar y lo ofrecían con prestaciones deportivas sin ser demasiado costoso.

 


Comentarios