El Extraño Delorean Dorado de American Express

 

Delorean Dorado American Express

En 1980, para promover su tarjeta de oro, American Express se asoció con DeLorean para vender coches chapados en oro.

Aunque el DeLorean DMC-12  es un vehículo de culto por su diseño, historia de su creador que se vio envuelto en temas de narcotráfico, y la icónicapelícula volver al futuro, fue sin duda uno de los coches más populares en la historia del automóvil, sin embargo en cuanto a ganancias económicas fue un fracaso. Pero lo que quizás no sepas es que DeLorean en una extraña alianza mercadológica con la famosa tarjeta de crédito American Express, crearon 5 automóviles bañados en oro que podías comprar sin embargo dicha excentricidad fue un fracaso aún mayor. Sólo 8.583 modelos DMC-12 fueron construidos de 1981 a 1983, pero sólo dos de ellos fueron chapados en oro de 24k. ¿Pero cuál es la historia detrás de esos DeLorean DMC-12 de edición especial?

American Express Dorada


Un DeLorean chapado en oro para los miembros de la Tarjeta American Express Dorada

Mientras que el American Express Gold Card es común hoy en día, fue una gran noticia cuando salió en 1979, en una bizarra estrategia mercadológica, American Express y DeLorean se asociaron para construir 100 coches de oro que se venderían exclusivamente a los ricos propietarios de tarjetas de oro Amex. El proyecto se puso en marcha oficialmente en 1981 después de que encontraron una empresa que haría el baño de oro de los coches, así se comenzó con dos modelos que  American Express ofreció por $ 85.000 - que era casi el doble del precio de un Ferrari en el momento - y sólo se podían comprar utilizando la tarjeta de crédito Ameridcan Express Dorada. Eso era mucho dinero en ese entonces, eso se traduce en unos 250.000 dólares en efectivo de hoy.

American Express Gold De Lorean




Esos dos DMC-12 dorados fueron, desafortunadamente, los únicos dos que se vendieron. Uno terminó en el Museo Nacional de Transporte en Reno, mientras que el otro fue comprado por el Banco Snyder en Texas. Un hecho divertido sobre ese segundo coche, es que el DeLorean de oro estaba guardado en una caja fuerte de cristal y cuando el propietario falleció, escribió en su testamento que el coche no se podía vender hasta que su nieto cumpliese 30 años. En última instancia, el coche no se vendió a nadie, en cambio, fue prestado al Museo del Automóvil de Peterson en Los Ángeles, donde actualmente se encuentra.

Amercian Express Gold


Comentarios