Walter Thilo Deininger Historia

 



Walter Thilo Deininger

El señor Walter Thilo Deninger nació en la ciudad de Sololá Guatemala, en el año de 1891 hijo de padres Alemanes, a la edad de nueve años se mudó junto a su madre y sus otros cuatro hermanos, a la ciudad de Hamburgopara iniciar sus estudios en instituciones de educación alemanas, sin embargo cuando se encontraba con 20 años de edad, su padre fallece y se ve obligado a retornar a El Salvador para hacerse cargo de los negocios agro industriales que su padre manejaba,  solamente alcanzo a terminar sus estudios de técnico mercantil en una institución de educación superior.

Los Deininger eran dueños de tierras, demasiadas…dueños de toda la franja que compone la playa San Diego, dueños de todo lo que comprende Antiguo Cuscatlán, dueños del lado norte del volcán de San Salvador y una gran parte de lo que ahora es Quezaltepeque, su padre se encargaba de cultivar café en sus dominios, en una sola hacienda ubicada en el volcán de san salvador cuya extensión era de 239 hectáreas, tenían unos 1500 cortadores de café, Fedor Deininger tenía su mansión en lo que actualmente es el jardín botánico del plan de la laguna el fondo de un antiguo cráter de volcán, en esa época alrededor de 1910, el padre de Fedor Deininger manejaba un emporio que se dedicaba principalmente al ganado, al cultivo del café y al ingenio azucarero.

La pregunta es necesaria, ¿cómo unos extranjeros se hicieron de tanto territorio, que abarcaba desde el puerto de la libertad hasta antiguo Cuscatlán y más... Para el siglo XIX El Salvador comenzaba destacar como uno de los países en donde la producción de café era bastante lucrativa, así como la agricultura y ganadería, para esa época algunas familias como los Guirola, Los Dueñas, entre otras pocas se repartían gran parte del territorio salvadoreño y solo quedaban los territorios comunales o ejidos, en manos de los indígenas. Los cuales carecían de experiencia en administración y conocimientos o “conectes” para distribuir el café hacia Europa o norte américa, eran muy indios para poseer esas tierras y no aprovecharlas.

Es aquí cuando se crea la polémica e injusta ley de extinción de ejidos, que básicamente le robo las tierras a las comunidades, aduciendo que su producción era de subsistencia y no aportaba mayores beneficios económicos al país. Fue el fatídico 2 de Marzo de 1882 que se decretó la Ley de extinción de Ejidos, es decir que el único objetivo de esta ley era que las mejores tierras para cultivo pasaran de la comunidad de indígenas que las administraban a manos del estado, y este puso un valor demasiado alto para los pobres indígenas, para que no las pudiesen adquirir. Es decir que alguien con capacidad económica podría acercarse a la municipalidad y pagar el precio de las vastas propiedades y así pasar a ser dueña de esta, el estado se beneficiaria de los impuestos generados de la exportación de productos, así la enormes propiedades pasarían a manos privadas y los indígenas fueron despojados de su tierra.

Fue así como la familia Deininger pudo hacerse de descomunal cantidad de tierra, sin embargo estas fueron confiscadas durante la segunda guerra mundial, debido a que don Walter fue capturado y llevado a estados unidos por ser hijo de Alemanes, sin embargo sus tierras le fueron devueltas cuando este fue liberado, fue así como este comenzó a realizar una serie de actos filantrópicos entre ellos la construcción de escuelas, iglesias, y centros de salud, finalmente dono una enorme propiedad en el sector de San Diego, la que ahora se conoce como el parque nacional Walter Thilo Deininger, quien fallecio a la edad de 77 años de un paro cardíaco mientras se encontraba en su coche, el cual era conducido por su chofer, a la altura de la ciudad de Acajutla,  Don Walter Thilo Deininger no dejo hijos aunque si se casó con su enfermera a los 75 años de edad, quienes son sus herederos y ahora manejan muchos de los negocios que se diversificaron, desde fuera del país del poderoso emporio alemán Deininger & Cia.

Comentarios