Parque Nacional Cerro Verde

 

Hotel Cerro Verde

Parque Nacional Cerro Verde

El Salvador se caracteriza por ser un país muy pequeño en extensión, con solo 21,000 Kilómetros cuadrados tiene diversidad de paisajes además poseedor de un clima eminentemente tropical, es conocido también como el país de los volcanes debido a la gran variedad de volcanes diseminados por el país, entre estos muchos son extintos entre estos se encuentra el conocido como El Cerro Verde que se encuentra ubicado en el departamento de Santa Ana.

Con 2030 metros sobre el nivel del mar, este extinto volcán que fue creado hace aproximadamente 1.5 millones de años, hizo erupción aproximadamente hace 25,000 años erupción del cual creció en su cráter un bosque de tipo nebuloso  con una extensión de 52 manzanas, entre su diversidad en flora y fauna podemos encontrar 128 tipos de aves, y entre estos 17 son del llamado el micro pájaro de tipo colibrí.



El parque fue fundado como turicentro Cerro Verde en el año de 1955 dentro del parque se pueden encontrar diversos senderos en donde se pueden apreciar una gran variedad de flores dentro de las cuales sobre salen las orquídeas, gran variedad de animales silvestres, entre estos el triguillo, venado, coyotes, águila  negra, gavilán cola corta, entre otros.

Una de las grandes atracciones del parque nacional cerro verde es su privilegiada vista, ya que se encuentra ubicado en el sector llamado como el complejo los volcanes, en donde se encuentran los volcanes de Izalco, Santa Ana, y Cerro Verde.

El Hotel

Dentro de las atracciones que fue planificada desde la inauguración en 1955, estaba la construcción de un hotel con la idea de apreciar la fumarola del volcán que se encuentra ubicado cerca del cerro verde, el volcán de Izalco, cuya atracción era la fumarola que estaba encendida permanente, hasta que se apagó a dos semanas de la inauguración del hotel.

Su construcción ascendió a 1 millón y medio de colones de la época, y contaba con 25 habitaciones, pretendía ser uno de los destinos turísticos más atractivos y majestuosos a nivel mundial, ya que por su lugar de ubicación se respiraba un aire casi místico tenía mucho potencial.

 Estaba construido a una altura de 1950 metros sobre el nivel del mar y con una vista de exactamente 30 metros sobre el volcán de Izalco, a pesar de que la fumarola del volcán de Izalco se apagó, fue inaugurado sin su principal atracción en el año de 1958 y clausurado 39 años después en el año de 1997 debido a perdidas reportadas, su sostenimiento era inviable, sumado a esto el terremoto del año 2001 provoco daños en su infraestructura y el veredicto de los técnicos fue declarado de grado bandera roja es decir inhabitable.

Sin embargo esta joya de la arquitectura nacional fue abandonada por diversos gobiernos hasta el año 2016, que se retomó la discusión de renovarlo y abrirlo al público, a pesar de que desde entonces su renovación ha ido avanzando lentamente, lo más probable es que su administración sea un asocio publico privado, es decir la administración correrá por parte de alguna cadena hotelera, a pesar que su principal atractivo ya no existe, lo importante es que esta joya sea abierta para que tanto turistas nacionales y extranjeros, disfruten de ella, porque siempre es muy impresionante por las maravillosas vistas que ofrece.

Autor: Mario Fuentes Sibrián

Comentarios