James Gordon el genio de la batería, que asesinó a su propia madre.

 

James Gordon el genio con esquizofrenia


James Gordon Cuando las voces tomaron el control

Catalogado entre los 6 mejores bateristas durante la época de los 60’s James Gordon sucumbió ante las voces que tomaron control sobre su mente, producto de la esquizofrenia que broto por el consumo de drogas, sin embargo la mente de James Gordon presentaba señales de esquizofrenia desde la adolescencia mucho antes de consumir cualquier tipo de sustancia, no queda claro si su enfermedad se aceleró con las drogas, o si nunca se hubiese desarrollado de no haber consumido sustancias alucinógenas, lo cierto es que cometió un crimen horrendo guiado por estas voces.

Ella quería que el la matara, fue lo que James Gordon dijo a las autoridades cuando lo capturaron, luego de haber atravesado el cerebro de su madre con un cuchillo de cocina de 15 centímetros, guiado por las voces que escuchaba en su cabeza, entre estas la voz de su propia madre.

James Gordon, simplemente había sido uno de los mejores bateristas de música rock que surgió durante la época de los 60’s, llego a tocar con músicos de la talla de Jhon Lenon, Erick Clapton, the Beach Boys, Frank Zappa, y Joe Cocker, una época de mucho éxito en lo económico y en los profesional, sin embargo la noche del 3 de Junio de 1983, la época de drogas sexo y rock and roll, parecían haber pasado factura y el estado mental de James Gordon estaba controlado por la esquizofrenia la cual controlaba la totalidad de su mente, y en la cual diferentes voces, le susurraba constantemente al oído, entre estas la de su propia madre quien le suplicaba que la matase y la liberase de ese cuerpo.

Esa noche del 3 de junio del año de 1983 mientras James estaba en su apartamento a unos kilómetros de donde residía su madre, cuando las voces comenzaron a hablarle y decirle que debería de agarrar un martillo, golpear en la cabeza a su madre y luego atravesarle el cuchillo en el cerebro, lo escalofriante del caso, es que su James Gordon aparte de escuchar otro grupo de voces, también escuchaba a su propia madre que le pedía que la matase, sin pensarlo obedeció y  empaco el martillo y el cuchillo en un pequeño portafolio y se subió a su auto deportivo un Datsun 200 SX, condujo por unos 10 kilómetros que lo separaban del hogar de residencia de su madre, simplemente toco la puerta y cuando esta abrió James Gordon con su 1.92 centímetros de estatura, golpeo si decir una palabra a su madre de 73 años de edad, quien únicamente y según relato del propio James Gordon la golpeo tres veces para finalmente enterrarle el cuchillo de 15 centímetros en el pecho tres veces más, y simplemente la dejo ahí en la puerta, para subirse a su vehículo y manejar hacia un bar.

James Gordo fue condenado a cadena perpetua, a pesar de que se presentaron evaluaciones psiquiátricas que lo califican como enfermo mental con un alto grado de esquizofrenia y otras desviaciones mentales, sin embargo en Estados Unidos es prácticamente imposible poder probar que alguien está literalmente loco, sin embargo los jueces estaban de acuerdo con las pruebas presentadas por 5 psiquiatras que presento la defensa en la que según exámenes realizados en James Gordon, este padecía de una aguda esquizofrenia de tipo paranoide. 

James fue enviado a prisión en San Luis Obispo en California, en entrevistas concedidas a la prensa, asegura que se siente una persona bastante normal, y que a pesar de haber asesinado brutalmente a su propia madre está satisfecho y en paz,  ya que las voces que escucha son reales y no siente remordimiento, esto es producto de la Dilucion, termino psiquiátrico en el que el paciente afirma que lo que escucha es la verdad y no lo cataloga como irracional es decir no distingue entre el bien y el mal.

Sin embargo en retrospectiva, la situación clínica de James fue evolucionando con el paso de los años, y las personas que conocen a James, notaron que algo no estaba funcionando bien en el cerebro de James, a lo largo de los años había tenido brotes psicóticos, erupciones de violencia sin control, comportamientos erráticos, abusos de sustancias que exacerbaron más su estado mental, sin embargo su círculo de amigos y familiares minimizaron estos actos, creyendo que eran parte de su mal carácter y producto del consumo de drogas, nadie podría haber imaginado que era producto de las múltiples voces que escuchaba en su cabeza.

El asesinato de su madre fue simplemente el acto final de su locura, el entorno en el que James se movía a diario en el que la música, drogas y rock and roll, estaban presentes 24/7 contribuyeron de manera definitiva a esto, James Gordon había crecido en un ambiente muy familiar en California en una típica zona residencial del valle de San Francisco, en donde crecería jugando con sus vecinos y hermanos como cualquier otro niño normal, quienes asistían a la escuela pública de la localidad, el primer encuentro con la batería de James Gordon , fue a los 8 años de edad, cuando sus padres decidieron pagarle unas clases, luego de que James fabricase un set de batería con latas de soda y enseres eléctricos para poder tocar en su habitación.

La familia de James no era adinerada sin embargo era económicamente estable, sus padres ambos eran profesionales, su madre era enfermera y su padre era contador, por lo que la familia se podía permitir algunos lujos, tanto fue el interés que James mostro por la batería que sus padres decidieron regalarle una a la edad de 12 años, y hasta le construyeron una habitación especial para que este pudiese practicar.

El retrato familiar de la familia de James parecía perfecto, como sacado de una novela, sin embargo había algo que estaba escondido y que afectaba de manera colateral al pequeño James su padre era alcohólico, lo fue durante la infancia de James y fue gracias a la fuerza de su madre que mantuvo unida a la familia, debido al cariño que padre sentía por su familia, este dejo la bebida y asistió a alcohólicos anónimos, y se convirtió en una padre ejemplar atendiendo a su familia, como diría el mismo James Gordon, fueron buenos padres.

A pesar de haber crecido en una familia relativamente normal, existían algunas señales tempranas que James podría padecer de algún trastorno mental, ya que a pesar de recibir todo el amor, confianza y cariño de sus padres hermanos y amigos, este se sentía excluido, inseguro de sí mismo, como rechazado, fue cuando su mente comenzó a crear amigos internos, con los que según James podía platicar y jugar, algo normal para niños entre 2 y 7 años son parte del desarrollo evolutivo infantil, sin embargo a esa edad James ya podía escuchar las voces en su cabeza, no dijo ninguna palabra de esto ya que para él era algo normal.

La teoría es que James Gordon creo esas amistades imaginarias en su cabeza en su infancia para aplacar algunas inseguridades, típicas de la etapa de la niñez, mas no parecían justificables ya en su etapa de adolecente, ya que era un tipo alto, guapo y con una timidez que resultaba atractiva, hasta el punto de ser de los más populares durante la época del bachillerato, gracias también a su afición por la música, ya que nunca había dejado de practicar en la batería, experiencia que le sirvió para poder pertenecer a difentes bandas, inclusive fue parte de la Burkband Symphony, lo cual lo llevo a viajar por Europa.

 

A la edad de 18 años James ya era un músico exitoso, tocaba en un grupo llamado Frankie Knigth and the Jesters, lo cual no le aportaba mucho dinero sin embargo, las inseguridades de la niñez y adolescencia habían desaparecido, así como sus voces.

En un principio los planes de James Gordon eran asistir a la UCLA y convertirse en profesor de música, James era bastante conocido por su talento musical, a tal grado que la propia universidad le ofreció una beca, sin embargo este la rechazo ya que sintió que no quería desperdiciar cuatro años de su vida en una universidad, además ya tenía muchos contactos en la industria de la música, como para poder hacer una carrera bastante lucrativa, la peligrosa formula música, drogas y sexo, llamo más su atención.

La escena musical en Los Ángeles estaba en pleno crecimiento, y fue en un club nocturno, como es costumbre, en donde los casa talentos acuden a reclutar jóvenes promesas, así fue que James Gordon fue abordado por el representante de un grupo musical que estaba despegando y teniendo éxito en Europa, se trataba del grupo los Everly Brothers, los cuales ofrecieron a James la oportunidad de unirse a ellos para su tour europeo, los padres de James se mostraron negativos ante esta idea, y nunca aprobaron el ambiente de la industria musical, debido al ritmo de vida y el ambiente en que sobran las drogas, además de que que echaría por borda la idea de que James tuviese una educación académica profesional de la cual pudiese ganarse la vida dedicado a la academia.

Así fue que James tomo una decisión que cambiaría totalmente el rumbo de su vida y se embarcó hacia el Tour europeo de 1963 con los Everly Brothers, tanto fue el éxito de la James en dicha aventura por europa, que fue contratado para unirse a ellos nuevamente durante el verano de 1964 la carrera de James en la industria musical había tomado camino, así como también había comenzado a consumir drogas y alcohol, algo que no parecía fuera de lo normal en la escena musical, sus contratos para tocar en diferentes grupos y grabar en estudios como baterista invitado crecieron de manera exponencial, haciéndolo uno de los bateristas más exitosos duran te los años 60’s, con sus 36 años James era considerado un artista exitoso, se casó con una Joven bailarina y se regaló una casa y un Mercedez Benz.

James Gordon estaba en la agenda de todos los productores musicales de renombre y buscaban contratarlo para sesiones de grabación, así el dinero entraba a raudales en las cuentas de James, sin embargo todo este éxito desenfrenado, se traducía en semanas sin dormir lo suficiente, peleas con su esposa, el estrés lo canalizaba en excesos de drogas y alcohol, lo que desembocaría en brotes psicóticos, delirios de persecución, explosiones de ira, entre otros, debido a estos cambios bruscos de temperamento y su inestabilidad emocional,su esposa decidió pedirle el divorcio.

Sin embargo su éxito musical fue tal que realizo muchas giras con diversas bandas, fue parte del tour de Joe Cooker y Mad Dogs and the Englishman tour, en el cual se consumía una cantidad industrial de drogas, incluidas mezcalina, cocaína, marihuana, LSD, heroína, MDA, speed, y acido, por nombrar algunas.

Muchos de los miembros de los grupos que tocaron durante esa gira denominada Mad Dogs and the Englisman Tour, aseguran que hasta para sus propios estándares, la cantidad de drogas y alcohol consumida fue demasiada, James Gordon consumía acido, inhalaba cocaína, se metía literalmente toda la droga que tuviese en frente, uno de los bateros invitados, simplemente dejo el tour, porque le pareció insano llegar a esos niveles de consumo.

Como revelo James en una entrevista, lo hacía para tratar de callar las voces que cada vez eran más, sentía que estaba siendo observado y seguido por personas, las voces que escuchaba murmuraban que no les gustaban las drogas, James reconocía las voces, eran las voces que le hablaban durante su juventud, no estaban de acuerdo que el consumiera drogas, decidió ignorarlas y seguir consumiendo más, con la esperanza que estas desaparecieran pensó que eran solamente recuerdos de su juventud, ya que para él era normal escuchar voces, nunca comento con nadie sobre este estado.

Sin embargo el tour continuo por los Estados Unidos, mientras estaban en tour en la ciudad de nueva york una noche, James le pidió a una amiga y compositora Rita Collade, que se reunieran en el lobby del hotel ella pensó que quería hablar sobre el tour, Rita asistió a la cita y cuando ella se acercó a donde estaba parado James, este sin decir una palabra le soltó un puñetazo en la cara y se fue, algo totalmente inexplicable y sin sentido, sin embargo eran los brotes psicóticos y de paranoia que James comenzaba a externar, luego este le pidió perdón, pero Rita jamás volvió a intercambiar palabras con James, durante el tour numerosos episodios parecidos a estos fueron sucediendo, sin embargo todos lo atribuían al mal carácter de James, nadie sospechaba que escuchaba voces y que la paranoia había comenzado a afectar su percepción.

Luego del Tour de Joe Cooker and the Mad Dogs, James Gordon fue invitado a Londres por George Harrison y Erick Clapton para formar una banda a la que denominaron, Dereck and the Dominoes, así que James se mudó a Inglaterra, la banda tuvo un éxito sin precedentes y el uso de drogas estaba a la orden del día, especialmente la heroína, a pesar del éxito la banda se separó luego del tour de 1972, aduciendo que habían tenido discrepancias en cuanto a la dirección artística e influencias musicales, sin embargo el excesivo uso de las drogas, especialmente en James tuvieron mucho que ver en la decisión, inclusive se negaron a pagar algunas regalías de las entradas vendidas, ya que pensaban que en 6 meses el estaría muerto por alguna sobredosis.

Para la época sus contemporáneos Jimy Hendrix y Janis Joplin habían fallecido de sobredosis, sin embargo esto no detuvo el consumo de James, al contrario lo exacerbo más, pasando de olfatear heroína a inyectarla, porque no quería esperar a sentir su efecto, el éxito musical continuaba para James, a quien no le faltaba trabajo y había sido invitado por Jhon Lenon para que tocase con él en su álbum como solista Imagine, una noche luego de las sesiones de grabación, la mente le paso una mala pasada a James quien estaba manejando su Ferrari por una autopista en Londres, cuando su mente colapso y como dice el perdió la percepción de la realidad, cuando despertó había chocado contra un muro, asustado y cansado del ritmo de vida que llevaba, decidió volver a California luego de terminar el trabajo en el álbum de Lenon Imagine.

A pesar de que James ya comenzaba a ser etiquetado como una víctima más del abuso de drogas y alcohol, en California le seguían lloviendo contratos para tocar, la industria en Estados Unidos estaba más fuerte que nunca, la cantidad de grupos y sonidos que estaban surgiendo era inconcebible, las sesiones de grabación eran bastante intensas y debían de sonar impecables, así que los productores querían a alguien con experiencia para tocar en las sesiones de grabación.

Para 1973 parecía que todo estaba calmándose, decidió bajar el consumo de drogas, aunque no permaneció limpio, pero ya no lo hacía como antes, busco algún tipo de estabilidad en su vida y se casó con la cantante y compositora René Armand y se mudó a una nueva casa, en  esa época recuerda Jim Gordon, que aunque dejo de inyectarse heroína, se convirtió en alcohólico, bebiendo grandes cantidades de alcohol, todos los días que mezclaba con la droga denominada, speed que es una combinación de heroína y cocaína.

La reputación de buen músico de Jim Gordon , lo mantenía con trabajo suficiente, ya que a pesar de los excesos se las arreglaba para no faltar a ningún ensayo o grabación, el estado mental de Gordon comenzaba a empeorar, sentía que alguien quería tomar el control de su mente, como si de su interior brotase un ser o varios a la vez, como recuerdan los Osmonds, banda que no utilizaba ninguna droga ni alcohol, pero que requería de los servicios de Jim Gordon, debido a su calidad como músico, mencionan que en las sesiones de grabación a veces no hablaba, en otras ocasiones estaba mal humorado, inclusive era demasiado amable y simpático en otras, recuerdan que habían semanas que durante las pausas de grabación, se sentaba en una esquina, murmurando para sí mismo sin hablar con los demás.

El bajista Max Bennet lo recuerda como una persona bastante calmada, que se convirtió en un ser insoportable y bastante pesado, que eventualmente la gente comenzó a notar esos comportamientos erráticos, las inseguridades de su infancia aparecieron, comenzó a aislarse de todo el mundo, desaparecía por semanas, alquilando algún cuarto de hotel de carretera en donde consumía grandes cantidades de droga, sus miedos se transformaron en paranoia, durante esa época comenzaron a surgir nuevos bateros, con cualidades iguales o superiores a las de Jim Gordon, por lo cual se sintió excluido bajo su calidad como músico, y lejos de buscar ayuda psiquiátrica para tratar de entender que o quienes estaban tomando control sobre él se sumergió más en la drogadicción, en el negocio de la música, existen muchos músicos que caen en la drogadicción sin embargo, el caso de Jim Gordon era mucho más extremo que una adicción a alguna sustancia, y se comenzaba a rumorear que algo realmente siniestro le había ocurrido a su cerebro.  

Según explica uno de los Psiquiatras que lo atendió, la paranoia es solamente uno de los síntomas de la esquizofrenia, al principio Jim Gordon sentía que lo querían atrapar, luego ese sentimiento de ser observado y perseguido, se transforma en alucinaciones físicas y se comienza a escuchar voces, la paranoia se convierte en dilución en algo real, aunque no sea nada racional.

Una de las primeras personas en vivir el horror en carne propia sobre la enfermedad de Jim Gordon, fue su esposa quien un día común y corriente, regresaba de realizar las compras en el supermercado, cuando Jim la confronto agarrándola del brazo y mirándola con una mirada que amenazadora le dijo, sé que estás haciendo, a lo que ella respondió, no sé de qué estás hablando, inmediatamente Jim apunto al suelo y señalo tres lugares, el triángulo mágico dijo Jim, estás haciendo brujería en esta casa, terminado de decir esto le soltó un puñetazo en la cara.

Luego de este incidente, su matrimonio termino su esposa lo abandono, a pesar de amarlo, sabía que no estaba bien psicológicamente y su vida corría peligro, sin embargo Jim Gordon no se quedó solo, las voces fueron su compañía, aunque no sabía como ni de donde, las voces comenzaron a hablarle aunque estuviese sobrio, aunque permaneciese limpio sin consumir un gramo de droga, siempre estaban ahí, hablándole 24/7, ya no se escondían en murmuros, la sensación de estar siendo vigilado desapareció, y ahora estaban ahí dentro de su cabeza como personas reales, habían tomado hasta identidad.

Era una familia de voces que ahora podía ver, según conto a psiquiatras el líder era un hombre de barba blanca, también dentro del grupo había una mujer joven rubia, un hombre de color, el grupo también incluía a personas que él conocía bien, su tío, su hermano y sobre todo su madre.

Las voces comenzaron a comunicarse con el de manera amigable, comenzaron a darle consejos, de cómo debería de cuidar su casa y el mismo, como hacer las compras, inclusive comenzó a sentirse cómodo con las voces, inclusive recalca que se sentía extraño pero que no podía hacer nada para callarlas, inclusive le decían cuando hacia mal las cosas y también le recordaban que él era el rey del universo, y que debido a eso debería de hacer algunos sacrificios, y que debería de obedecer lo que ellos le decían, fue a partir de entonces cuando su madre comenzó a quitarle la mitad de la comida, es decir que redujo sus alimentos por la mitad debido a órdenes de su madre, sin embargo el consumo de alcohol se incrementó, bebiendo media botella de wishky al día, nadie sabía el tormento que estaba viviendo, para algunos era una estrella de rock, las mujeres y el dinero le sobraban, un día conoció a una secretaria, con la cual entablo amistad, y comenzó una relación amorosa, la chica no sabía en lo que se estaba metiendo, ni nadie pudo advertir lo que pasaba dentro de su mente.

La chica se mudó a vivir con James Gordon, fue cuando al calor de unas copas, le revelo su secreto sobre las voces, y que todo el tiempo estaban hablándole, incluyendo la voz de su madre, quien según él quería tomar el control de su vida como lo hacen todas las mujeres, esa noche mientras dormía sintió como alguien le estaba apretando el cuello, como tratando de asfixiarla, Bayley fue inteligente y trato de seguirle la corriente a Gordon y tratando de lucir normal, le dijo a Gordon, ¿perdón hable mientras dormía? Jim la soltó y comenzó a reírse de manera enfermiza y diabólica, solamente le dijo a Bayley duérmete era una broma y este salió de la habitación.

Según el psiquiatra a cargo del caso de Jim Gordon, los sentimientos de ira hacia las mujeres, se debe a que la madre ejercía la disciplina en el hogar, nada por lo que preocuparse sucede en muchas familias, sin embargo el no necesitaba de mucho para explotar en ira irracional y colérica, buscaba cualquier excusa para vaciar su odio, simplemente estaba loco.

La ira crecía día con día, mientras las voces tomaban el control total de sus acciones, la estrategia de Gordon era mantenerse alejado de la gente, para evitar explotar en ira contra cualquiera, literalmente era una bomba de tiempo activada, sin embargo trato de controlar y dejo nuevamente las drogas y la bebida, en cuestión de tiempo las voces se hicieron más punzantes e incesantes, por lo que retomo la bebida esta vez con más ganas, ya no podía pasar desapercibido, la gente estaba a punto de saber sobre su locura.

Durante una sesión de grabación, para el disco Outside Help 1977, Jim Gordon estaba tocando la batería, cuando de repente paro de tocar y miro fijamente al guitarrista Dean Parks, con mirada amenazadora dijo, te estas metiendo con mi tiempo, no me estés moviendo las manos, quiero que pares y te alejes de mí, Dean estaba metros lejos de el en otro cuarto de sonido.

Jim Gordon comenzó a sufrir estos episodios psicóticos, de paranoia y alucinaciones, en los que sentía que con los músicos que tocaba, trataban de agarrarlo de los brazos para sabotear su música, aunque estos estuvieran lejos en otros cuartos, rápidamente se corrió la voz sobre el deteriorado estado mental de Jim Gordon, por lo que los productores dejaron de contratarlo, sintiendo que podría ser peligroso para la gente.

Se había convertido en una víctima de las drogas en la industria del rock, sin embargo todavía conseguía trabajos de bajo presupuesto, tocando para comerciales y además fue contratado por Burton Cummings para tocar en su gira en Canadá, algo que no sentó bien en la pisque de Jim Gordon, ya que la vida de gira le generaba estrés, lo que hacía que consumiera drogas y alcohol.

Según cuenta Jim las voces habían tomado tal control de si, que le decían que comer, a donde ir y estaban dirigiéndolo 24 horas al día, inclusive si desobedecía le gritaban con una furia descontrolada, para 1977, la voz de su madre era la que había tomado el liderazgo y le hablaba todo el día desde que este se despertaba en la mañana, el le decía que por favor lo dejara solo, que estaba tratando de arreglar su vida, sin embargo esto no funcionaba y su madre lo regañaba dentro de su cabeza, por lo que Jim Gordon agarraba el teléfono y telefoneaba a su madre, para decirle que dejara de molestar, su madre asombrada le dijo que no sabía de qué estaba hablando, y le dijo que necesitaba ayuda urgente por lo que este llamo al hospital psiquiátrico, dijo a los psiquiatras que escuchaba voces, que no lo dejaban dormir y que incluían a la voz de su madre, por lo que estuvo internado en diferentes hospitales psiquiátricos de los cuales abandonaba el tratamiento debido a que las voces le decían que se fuera, que lo querían matar.

Uno de los pocos amigos que apreciaron el declive mental de Jim Gordon desde el principio, dijo que lamentablemente Jim no podía funcionar como una persona normal, su mente estaba tan destruida que no importase el tratamiento médico al que se sometiese, estas incluirían más drogas, y era lo que arruino la mente de Jim. Finalmente en 1980 Jim abandono todo tratamiento psiquiátrico y se alejó de la vida musical, tenía suficiente dinero como para vivir una vida bastante cómoda sin trabajar, además de poseer diferentes propiedades, pasaba  sus días escuchando las voces, bebiendo fuertemente, semanas sin bañarse ni afeitarse, de repente se arreglaba y asistía a la iglesia, por días recitaba versos de la biblia, las cosas solo empeoraban en la mente de Jim, creía que el fin del mundo estaba cerca, por lo que compro miles dedolares en comida enlatada y la guardo en su cochera, la voz de su madre había tomado la totalidad de su mente, controlándolo y jugándole bromas, como su madre era enfermera, le decía que fuese al hospital y se sentase en la banca de espera, sin ningún sentido o propósito, a lo que Jim obedecía ya que si no lo hacia la voz de su madre se ponía a gritarle.

Jim se alejó de todo el mundo y su estado mental solo empeoro, hasta que trato de entrar en terapia psicológica, diciéndoles a los médicos que sentía que iba a morir de odio, que su mundo no tenía sentido, que su madre quería matarlo, y no dejaba de controlarlo, estuvo internado unos días cuando desapareció del hospital, con la idea en mente de terminar con esta situación, la voz de su madre le estaba pidiendo a gritos que acabase con ella, que solo así tendría paz. Jim telefoneo a su madre y le dijo con voz fría y amenazadora, “me estas molestando otra vez, deja de molestarme, te voy a matar” asi fue pues, dicho y hecho la madre de Jim jamas pensó que su hijo atentaría contra ella, por eso abrió la puerta.

Luego de cometer el asesinato Jim fue a un bar, para luego seguir bebiendo e su casa, cuando la policía fue a buscarlo para capturarlo, como principal sospechoso, Jim dijo que no le interesaba matarla, pero que ella le había ordenado que tenía que hacerlo, que era su misión.

La voz de su madre ha desaparecido de la cabeza de Jim, sin embargo las otras aún continúan ahí, los psiquiatras no pueden saber cuál es el origen de la enfermedad de Jim, lo que es cierto es que existe alguna predisposición genética a padecer esquizofrenia, lo que hace que esta brote es el consumo de drogas, sin una predisposición genética la esquizofrenia simplemente no se da.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Comentarios